Trabajadoras y sindicalistas, doblemente esenciales

8 de marzo 2021, Día Internacional de la Mujer

Las diez mujeres que aparecen en la imagen representan a millones en todo el mundo. Trabajan en sectores imprescindibles para que nuestra vida continúe y, además, como delegadas de CCOO de Madrid, luchan para proteger la salud y los derechos laborales de la clase trabajadora. Por eso son doblemente esenciales. Cada una de ellas tiene detrás una historia tejida de valentía, sororidad, compañerismo, humanidad, ingenio, resistencia y buen hacer. En estos tiempos de desamparo nos devuelven la esperanza y nos muestran que el único camino posible es situar el bien común en el frontispicio de cualquier proyecto individual y colectivo. Madrid Sindical recogió sus testimonios al inicio de la pandemia. Un año después resisten en primera línea del frente. Las hemos juntado este 8 de Marzo para rendirles homenaje. De izquierda a derecha, las sindicalistas Raquel Castejón, científica e investigadora de covid; Susana Burcio, auxiliar de enfermería; Lupe Perea, maestra; Marina Sánchez, bancaria; Ana Belén Casado, cajera; Juani Peñafiel, gerontóloga; Sandra Sanz, analista de medicamentos covid; Mercedes Romero, administrativa sanitaria; Conchi Santodomingo, auxiliar de ayuda a domicilio, y Maru Anastasio, agente de Policía Municipal.

Texto: Alejandra Acosta. Fotos: Fran Lorente

Raquel Castejón Díaz. Investigadora en la Fundación Biomédica en el Hospital Puerta de Hierro, delegada de CCOO y presidenta del comité de empresa. Dedica su conocimiento y experiencia a desenmascarar al enemigo mundial número uno, el covid-19: “Nuestro cometido inicial fue pronosticar si una persona contagiada iba a empeorar al punto de necesitar una cama UCI en un momento en el que éstas eran muy escasas”. Está convencida de que “saldremos de esta”.

Susana Burcio Martín. Auxiliar de Enfermería en el Hospital de La Princesa y delegada de Prevención de CCOO. Las auxiliares se encargan de los cuidados básicos a pie de cama de las personas ingresadas. En esta pandemia han tenido que acariciar, enjugar lágrimas y cerrar los ojos para siempre a muchas de ellas: “Llegamos a casa con la tragedia tatuada en la cara, rotas por dentro, sin poder tocar ni besar a nuestra familia”.

Lupe Perea Páez. Maestra en el CEIP Capitán Cortés de Carabanchel, miembro de la comisión ejecutiva de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid y presidenta de la Junta de Personal Docente de la capital. Ejercer de maestra durante el confinamiento, con plataformas tecnológicas que no funcionan, escolares que no pueden conectarse por falta de medios y con una bebé en casa ha sido “como escalar una pared vertical sin ningún equipamiento”.

Marina Sánchez Cordero, bancaria, secretaria de Acción Sindical de CCOO CaixaBankComo sindicalista ha realizado durante la pandemia miles de reclamaciones de EPI, limpieza y protocolos de seguridad para proteger a la plantilla. Ha sufrido la pérdida de compañeros jubilados, familiares y amistades: “El respaldo psicológico ha sido fundamental para que los trabajadores presenciales no se derrumbasen”

Ana Belén Casado Peñas. Cajera de Alcampo Alcorcón, secretaria del comité de empresa y secretaria de Salud Laboral en la Unión Comarcal Oeste de CCOO. En una jornada laboral normal, una cajera atiende entre 100 y 150 personas y eso significa estar expuestas a una gran carga viral: “Las pesadillas y sueños perturbadores relacionados con la muerte han sido generalizados entre las trabajadoras”

Juani Peñafiel Heras. Gerocultora, presidenta del comité de empresa de Caser Santa Hortensia, responsable del sector de Dependencia y Funerarias Privadas de CCOO Sanidad Madrid. Advirtió de la que se avecinaba pero la tildaron de alarmista. El covid-19 desplegó sus tentáculos sobre una población anciana y desprotegida: “Se podrían haber evitado muertes en las residencias de mayores”

Sandra Sanz Robles. Analista de laboratorio microbiológico en ROVI PHIS, delegada de CCOO, secretaria del comité de empresa y delegada de Igualdad. Su labor ahora es analizar los lotes de medicamentos para el tratamiento del covid. “Ahí voy de nuevo, un día más”, se decía todas las mañanas durante el confinamiento. Lleva un año sin abrazar a sus padres, que cuidan a sus mellizos. La mayoría de sus compañeras han estado meses sin ver a sus peques. Ella siempre les anima recordándoles que su trabajo salva vidas

Mercedes Romero Martín. Administrativa, secretaria general de la sección sindical de CCOO del Hospital Severo Ochoa (Leganés), delegada de Prevención y responsable del área de Mujer. Su grabación en marzo de 2020 pidiendo EPI y respiradores se hizo viral dentro y fuera de España. El colapso y el caos eran totales. “Vecinas y vecinos nos donaron sofás, colchones y agua. Me emocionó muchísimo la solidaridad ciudadana”

Conchi Santodomingo Vicente. Auxiliar de Ayuda a Domicilio en la empresa Clece, delegada del comité de empresa, miembro de la ejecutiva de la sección sindical de CCOO. Las trabajadoras viven un infierno desde que se declaró la emergencia sanitaria. Es el segundo colectivo profesional más expuesto al contagio después del de los sanitarios clínicos: “Una compañera me llamó desesperada con la ambulancia en la puerta porque no tenía con quién dejar a sus hijos”.

Maru Anastasio Sánchez. Lleva 18 años patrullando las calles de Alcalá de Henares como policía municipal en la Unidad de Seguridad Ciudadana y es delegada de CCOO. “Nuestro objetivo es proteger a la ciudadanía. Tenemos que actuar con sentido común para que la gente no se sienta agredida, explica. “Los fallecimientos en domicilios, suicidios y los casos dviolencia machista han aumentado durante la pandemia”

Cómo cerrar las brechas que discriminan a las mujeres

Las mujeres estamos más expuestas al desempleo cuando vienen mal dadas y a ocupar los trabajos más precarios cuando llega la recuperación. La crisis de 2020 no es una excepción: mayor presencia en los ERTE y, a pesar de ello, mayor impacto en la pérdida de empleo. La precariedad se acentúa.

“Sanitarias, maestras, limpiadoras, cajeras del súper… son la hostia”

Tras veinte años al frente de la Secretaría de las Mujeres de CCOO de Madrid, Pilar Morales se jubila, aunque seguirá peleando como activista por los objetivos del feminismo y del sindicalismo de clase. Repasamos con ella las aportaciones de las sindicalistas a la lucha de las españolas por la igualdad durante dos décadas de avances históricos