Marisol Bogotá, en la pollería Albi, de Alberto LuqueContinúa leyendo